FANDOM


Lieky Arima-Sua
Vital statistics
Position Unknown
Age (9) - 21. - 38 --- ?
Status In Valek (La Elegida)
Physical attributes
Height 1,78 m
Weight 69,1 Kg

Citas Edit

- “Una gota de sangre derramada es tan justa como la naturaleza misma.” - Lieky

- “Nadie hace algo sin esperar nada a cambio, yo solo quiero ser aceptada.” - Lieky (a Avery).

- “A lo largo de mi vida me he dado cuenta de que no se gana nada con respeto.”- Lieky

Etimología y apodos Edit

Lieky es el nombre que le dieron sus padres. La palabra no tiene significado alguno, pero asimismo Lieky también es el nombre de una especie de pino norteño resistente al fuego, su madera es muy valorada para la construcción ya que no es combustible. Generalmente su nombre siempre se escucha acompañado de "Arima-Sua", un apellido exclusivo de algunos individuos de los pueblos del noroeste de Lumaer.

Arima-Sua significa " Sangre/Alma «Arima» - Fuego «Sua»".

Además una vez consiguió el Shistellen «Joya de la luz» , mucha gente la consideró la Elegida, que en la lengua antigua se conoce como «In Valek».

Descripción Edit

Es una mujer de la especie de los Hombres de Fuego. No obstante, su padre (Yando) y su hermana gemela (Tilla) son humanos corrientes y solo ella es de la misma raza que su madre (Rilma).

Físicamente es una mujer alta y con los músculos bien definidos, pero sin ser voluminosa. Como su madre y su hermana, presentan caracteres de albinismo en la piel y el cabello, siendo ambos de un color muy claro. Hay quien consideraría su forma de vestir provocativa, pues generalmente viste pantalones cortos y una camiseta de tirantes amarilla, con unas sandalias sureñas hechas por su hermana.

Es una persona sencilla y impulsiva. No obstante, tiene unas ideas claras y lucha por sus objetivos. Es sensible e inocente. Es independiente y en ocasiones egoísta. Es muy competitiva y cree que el respeto es algo que uno mismo se tiene que ganar. A pesar de que ve el mundo de forma muy diferente de como ella querría que fuera, cree en valores ideales como la justicia y el bien. Afirma que luchar se ha convertido en su forma de vivir.

Historia Edit

*Recomendado leer antes: Arima-Sua

- Cascaron de Hielo - Libro 1 Edit

Lieky Arima-Sua y Tilla nacieron el 11 de Octubre de 5336 d. GdF. Nacieron en su casa, en la primera planta, encima de la taberna de su padre, la única taberna de Zuri. Su abuela Edyt Arima-Sua y el curandero del pueblo, Imer, permanecieron al lado de su madre durante el parto.

Su carácter nervioso y activo complicaron la educación a sus padres; Yando y Rilma, que siempre fueron muy tolerantes. De niña no acostumbraba a separarse de su hermana gemela, hasta que con ocho años ambas comenzaron a ayudar en las tareas y trabajos de sus padres. Tilla comenzó a aprender el oficio de tabernera, ayudando a sus padres en la taberna. Lieky sin embargo, que adoraba la libertad del aire libre y a su abuelo en particular, ayudaba en la granja de la familia de su madre. Así creció. Escuchando las historias y las aventuras de su abuelo, peleándose con su primo y pastando un pequeño rebaño de renos. Sin embargo debido a su naturaleza, no tenia suficiente con eso, con lo cual siempre rondaba por el pueblo ayudando a sus vecinos y por la noche echaba una mano a su familia en la taberna antes de irse a dormir.

Las historias de su abuelo le influyeron de tal forma que ella también quiso viajar, luchar en batallas, combatir el mal y a los piratas del mar. Tenia solo nueve años, pero era decidida y fuerte y un día encontró la oportunidad para demostrarlo.

A finales de mayo del año 5345 d. GdF. un barco de piratas moribundos por la falta de agua y comida llegó al muelle de Zuri y la gente del pueblo les ofreció comida amablemente y les llevaron a la taberna, donde fue acordado con Yando que entre todo el pueblo pagarían lo que los hambrientos hombres consumieran. Sin embargo, los desagradecidos piratas se volvieron violentos al ver que no les habían servido ninguna bebida alcohólica y amenazaron al camarero de la taberna, Gizaego, primo hermano de Lieky y Tilla. Yando intentó calmar al capitán de los piratas, Myotis, quien puso un puñal en el cuello del joven. Lieky no se lo pensó dos veces y saltó encima del hombre con un cuchillo de cocina y se lo clavó en el cuello, hiriéndolo gravemente. El pirata se volvió y la lanzó contra la pared, dejando a la niña fuera de combate. Entonces la batalla estalló en la taberna y varios piratas fueron muertos en la pelea, junto con dos zurinos. La tragedia llegó a oídos del entonces Capitán de la División Militar Especial Antipirateria; Suge, quien se lo transmitió al rey Turg. Por suerte el rey no consideró necesario juzgar los aldeanos, al haber acabado con una tripulación de piratas.

Lieky estuvo a las puertas de la muerte al perder gran cantidad de sangre, pero sus padres consiguieron salvar su vida.

A partir de ese accidente, la relación de Lieky con su gente empeoró y quedó bastante marginada, de modo que paso más tiempo con su abuelo y su primo Roka, su mejor amigo. Juntos entrenaron para ser guerreros hasta que decidieron presentarse a las pruebas del gremio de cazadores de Zuri el verano del año 5352 d. GdF.

Sin embargo los cazadores se negaron a aceptar a la mujer en sus filas, fieles a sus tradiciones, donde ninguna mujer había sido cazadora en la historia de su pueblo. Lieky airada, inició una pelea de la que salió herida por una jabalina. El joven que la hirió fue perseguido por su primo hasta que se vio obligado a saltar a un pozo medio seco, rompiéndose los tobillos. Cuando la chica se hubo recuperado, semanas más tarde, se juzgó al joven cazador, que se enfrentaba a la muerte o el destierro por intento de asesinato. Sin embargo Lieky, intentando no causar más odio entre su gente, se disculpó y liberó al chico de su culpa. Entonces decidió marcharse del pueblo y se lo contó a su abuelo.

Avery, la persona que mejor entendió jamás a la chica, la convenció para que se quedara hasta pasado el invierno y que le permitiera que la adiestrara en el la lucha, el Zorionen y la supervivencia en la vida salvaje. Ella aceptó y durante los siguientes meses, Avery, Klan, Ever y Edyt le enseñaron todo lo que debía saber antes de emprender su propia aventura. Durante ese tiempo, un barco pirata desembarcó en Zuri, con intención de comprar víveres antes de re-emprender su viaje. El pueblo temió que Lieky pudiera causar alguna catástrofe de nuevo, de modo que mucha gente intentó evitar que ella se encontrara con ellos, pero eso fue algo inevitable, pues los piratas se quedaron en el pueblo más de quince días y además uno de ellos se enamoró de su hermana. Lieky se mostró tolerante con las decisiones de Tilla, pero le hizo saber a Braig que no permitiría que se llevara a su hermana y que se diera por muerto si osaba tocarla. Por suerte los piratas terminaron marchándose y nada sucedió entre ellos y la violenta chica.

A poco de cumplir su decimoséptimo aniversario, Lieky se marchó del pueblo entristecida y resentida y se dirigió al este, dispuesta a conocer un nuevo mundo. Después de varias semanas de dificultad, soledad y miedo en la taiga del norte de Lumaer, llegó a Kalastaja un pueblo pescador que le pareció inmenso comparado con su hogar. Allí, desgraciadamente se encontró de nuevo en un conflicto, al ver como dos hombres violaban a una mujer. Ella comenzó una pelea que terminaría con los dos hombres heridos de muerte. No obstante, no tubo tiempo de lamentarse de lo que había echo, pues los soldados del rey la arrestaron y la llevaron a un calabozo donde se reencontró con Braig, el pirata que Tilla amaba. Allí, la Capitana Menel interrogó a ambos prisioneros y finalmente decidió liberar a Braig y trasladar a Lieky a la capital, donde seria juzgada. Lieky estuvo a punto de estallar de ira e indignación, pero su abuelo le había enseñado a pensar, de modo que prefirió esperar una mejor oportunidad para escaparse. A menos de treinta kilómetros al sur de Kalastaja, Lieky aprovechó su Zorionen y el calor del fuego que los guardias que la custodiaban habían encendido para romper sus manillas de hierro. Dejó a los soldados elfos fuera de combate y se marchó al este corriendo, pues había escuchado hablar a los guardianes y le habían dado una información que ella valoraba enormemente.

Al este se encontraba Laica-Palar, una gran ciudad que servia de centro de formación de la mayoría de los soldados elfos que formaban el ejercito de Lumaer. Allí se dirigió directamente a la academia militar, donde no fue bienvenida por su condición de mujer y su deplorable aspecto físico. Sin embargo, pidió que le dejaran un arma y demostraría lo que valía. Los oficiales se negaron a ello y le pidieron que se marchara. Lieky, no obstante, no era de la clase de personas que renuncian a su meta. Se coló en los campos de practicas, donde el sabio maestro Samo supervisaba el adiestramiento de un centenar de soldados de élite. Allí volvió a pedir una lanza para demostrar que era apta para luchar por el reino. Los soldados elfos se rieron de ella y luego la ignoraron. Esta vez no pudo detener su rabia y permitió a su fuerza fluir por sus venas. Su característica sonrisa siniestra fue el preludio de una pelea que dejó al viejo Samo con la boca abierta. La desnutrida chica se lanzó a la lucha con las manos desnudas contra soldados vestidos para el combate. Sin embargo, con su fuerza característica noqueó a los dos primeros soldados con sus puños. Y a los siguientes, ya con una lanza y un escudo, los derrotó de forma aun más humillante. Entonces Samo la aceptó entre sus filas y se dedicó a entrenarla personalmente. El General Elfo fue un buen maestro para ella, además conocía y admiraba a su abuelo, Avery, cual lazo les convirtió en amigos.

Con casi veinte años (año 5356 d. GdF.), Lieky le pidió a Samo que le permitiera ir a la guerra de Kuton. En setiembre llegó a Kuton bajo las ordenes del Capitán Verdagon. Lieky sintió miedo al conocer por primera vez las fuerzas de la oscuridad. Cuando llegaron la ciudad estaba a punto de caer y a pesar de que los enanos se vieron esperanzados por la llegada del famoso capitán y su legión de élite, a las pocas semanas de su llegada la legión de Verdagon fue emboscada y el capitán murió al quedar encerrado junto con un grupo de hombres en la retaguardia entre cientos de enemigos. Lieky y varios de sus compañeros lograron salir de las minas y volver a la seguridad de los muros de Kuton. Entonces el gobernador de Klamm, Harte, decidió evacuar la ciudad y huir al sur. Sin embargo pronto vieron que los trasgos avanzaban rápidos hacia la ultima ciudad del reino, Kivi. Incluso Lieky, que no conocía esas tierras, sabia que los trasgos llegarían antes que el regimiento de enanos a Kivi, y la desprotegida ciudad caería rápidamente. Los enanos se mostraron desesperados, sin embargo un minero independiente llamado Kloth y su amigo Mico Haik se enteran de la situación y se presentan en la sala del rey, donde también está Lieky. Kloth explicó a los enanos, que Mico Haik era fue mensajero real del reino de Reit y que el puede conseguir enviar un mensaje a Kivi antes de la llegada de los trasgos. Los enanos se mostraron incrédulos pero aceptaron la propuesta al no tener otra opción que confiar en el chico. Lieky, que no entendió la conversación se lo preguntó directamente a Mico Haik en la lengua de los elfos, esperando que él la comprendiera, sin embargo Mico Haik le respondió en su propia lengua. Lieky y Mico Haik fueron realmente amigos durante el poco tiempo que pasaron juntos, a la mañana siguiente ambos tomaron caminos distintos. La gente observó la partida del mensajero, que dejó a la mayoría impresionados por su agilidad y ritmo. Por su lado, Lieky, que no tenia nadie que la comandara, decidió ir en busca de su norothras, que se había escapado dos días antes.

Siguió el rastro de su compañero hacia el este, y luego al noreste y temió ver que su camino la llevaba de vuelta a Zuri. Ella no quería volver a su pueblo, no aun. De modo que estuvo a punto de dar media vuelta y volver a Hiria sola, pero entonces se encontró un hombre moribundo en un bosque cercano a Kumma Herri. Su miedo aumentó, y alertada se dirigió a toda prisa a Zuri. Temía lo peor, los trasgos habían abandonado las montañas y habían comenzado a atacar los pueblos del oeste de Lumaer.

Incredula y aterrorizada, atravesó el pueblo devastado de su padre y continuó hacia el norte esperando encontrar su pueblo intacto. Después de varias semanas de apresurado viaje por las yermas tierras del norte llegó a su pueblo y se le paró el corazón.

Casi la totalidad del pueblo había sido reducido a cenizas y la solo una veintena de aldeanos habían sobrevivido. El ataque había sido aquella misma noche. Solo su prima Elia parecía haber sobrevivido entre los de su familia, y ni siquiera pudo encontrar los cuerpos de sus abuelos y su hermana. Lieky dirigió a los supervivientes al muelle y se embarcaron en los navíos pesqueros y el viejo barco pirata, y se marcharon de Zuri para siempre. Poco a poco comenzó a tener la esperanza de que su hermana estuviera viva, porque su corazón le decía que así era. Navegar por el norte en invierno era casi imposible debido al hielo, pero los Arima-Sua hicieron lo imposible para rodear la península del Ukanyr. Finalmente, en enero llegaron a aguas navegables de Pinky, donde pudieron conseguir comida gracias a la caridad de su gente y embarcaron con ellos el ya conocido Braig y su reciente amigo Taorain. Durante el viaje, Braig les explicó que él y Taorain habían conseguido al fin acabar con Graw, el Tiburón.

Con la suerte creciendo, los dos barcos fueron arrastrados por fuertes vientos del norte y en pocas semanas llegaron a Kalastaja. Sin embargo a pocos kilometros de la costa una tormenta les hizo naufragar. A la mañana siguiente despertaron en la arena de la playa de Kalastaja, nadie entendió como podían haber sobrevivido y llegar a la costa. Los ancianos del pueblo lo atribuyeron a un legendario espiritu que ayudaba a la buena gente a volver a puerto; Itsasoaren.

Allí, Lieky, como soldado de élite de la legión de Verdagon fue tratada con respeto y los soldados apostados en la ciudad ayudaron a los supervivientes a llegar hasta Hiria a principios de marzo. Allí Lieky pudo recuperar gran parte de su felicidad al encontrarse de nuevo con su hermana, que había sido traída hasta la ciudad por su norothras. Su llegada a Hiria, no obstante no supuso paz. Pocos días después de poder hablar con el rey y reencontrarse con Menel, Elentar fue asesinado. Lieky vio al asesino y salio en su persecución. Braig mandó a Taorain que la alcanzara y la siguiera a lo cual él accedió de mala gana. El habilidoso rastreador alcanzó a Lieky en menos de un día y juntos dieron caza Dorian Dagaplateada.

La persecución duró más de nueve meses, durante los cuales cumplió veintiuno años. Lieky y Taorain siguieron a su enemigo hasta el sur de Lumaer, pero entonces de pronto su enemigo se dirigió de nuevo al norte, desconcertando y desmoralizando a sus perseguidores, que se sorprendían de no poder alcanzarle a pesar de ser hábiles rastreadores. Finalmente el desconocimiento de la tierra le pasó factura a Dorian, que se perdió en las hostiles Montañas Tuka. Allí, una maldita noche encontraron al asesino mientras ascendía por la montaña buscando refugio. Liberando su fuerza, Lieky se avalanzó sobre su enemigo sin pensarlo dos veces. Pero subestimó a su rival. Dorian era un asesino con una habilidad extraordinaria. Lieky luchó con fiereza y logró herir a su enemigo en la pierna, pero ella cayó herida de muerte. Mientras, Taorain pudo aprovechar para rematar a su enemigo, no sin recibir también heridas mortales. Taorain se miró con impotencia, pero aun se frustró más al ver el cuerpo de su compañera inerte.

- Libro 2 - Edit

Lieky había muerto en menos de un minuto desde que recibió sus heridas. No obstante, Taorain no se rindió y cargó con su cuerpo hasta la próxima torre de Din Torni, para pedir ayuda. Allí, el sabio Ongor le dijo que la chica estaba muerta y que seguramente él también moriría, pero que podía tratar de curarle. Taorain se negó a creer eso y le pidió que curara a la chica. El sabio le ofreció una ultima opción al nómada. Era poco segura, pero podía intentarse.

Lieky se despertó tres días después. Taorain había dado su vida para revivirla mágicamente. Eso clavó una segunda espina en el corazón de la chica, que cada vez tenia menos ganas de vivir. Ongor decidió que era mejor que se quedara unos meses más con él y su nieto Origo, para recuperarse psicológica-mente. Realmente pasados seis meses pudo marcharse a Hiria de nuevo, con esperanzas renovadas. Su hermana se alegró de volver a verla y Menel le agradeció por su esfuerzo por vengar al rey. Poco a poco Menel y Lieky se hicieron amigas y en la primavera del año 5358 d. GdF. decidieron viajar juntas para cumplir sus metas.

Ad blocker interference detected!


Wikia is a free-to-use site that makes money from advertising. We have a modified experience for viewers using ad blockers

Wikia is not accessible if you’ve made further modifications. Remove the custom ad blocker rule(s) and the page will load as expected.